Tarjetas de crédito: ventajas y riesgos

Bienvenido a Bufet Gambús, su despacho de abogados en Barcelona. Nuestro bufete de abogados cuenta con más de 30 años de experiencia jurídica, y es especialista en los campos civil, mercantil, laboral y fiscal. Esta semana queremos compartir con vosotros este artículo sobre las tarjetas de crédito. 

En la actualidad disponer de una tarjeta de crédito es muy normal, pero también es necesario conocer y valorar los inconvenientes de su utilización. Hoy en día, hay muchos españoles que tienen más de una tarjeta de crédito. Los bancos las están ofreciendo nuevamente con muchas facilidades, probablemente por la percepción de la recuperación económica.

Bufet Gambús, consciente de este hecho y que debemos ser responsables antes de endeudarnos y controlar nuestros gastos, pone a disposición de sus lectores y clientes este artículo.

¿Qué son las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito son una forma de obtener dinero que aún no se tiene en la cuenta bancaria, es decir, el principio económico es gastar antes de tener el dinero.

La entidad financiera adelanta al titular de la tarjeta un dinero que este devolverá en un plazo pactado. La cantidad de dinero dependerá, en primer lugar, de las políticas financieras del momento y de la situación de solvencia económica de cada persona. Es decir, de sus ingresos menos los gastos. Cuestión que el banco estudia antes de poner a disposición el dinero.

En  realidad es un préstamo por un periodo predeterminado. En algunos casos va desde un mes, con lo cual la entidad bancaria cobra unos intereses y comisiones, por el uso del dinero.

¿Qué clases de tarjetas existen y cómo se realiza el pago?

Hay diversas clases de tarjeta de crédito como formas de realizar su pago.  Las más conocidas son las siguientes:

La clásica: tipo Visa o MasterCard. El total del crédito se cobra una vez trascurrido un mes desde el momento que se hace la compra. En teoría, no se cobra interés si dispones de saldo en tu cuenta para pagar lo adeudado. Lo contrario supone el cobro de los respectivos intereses, el monto oscila normalmente entre 600 y 1200 euros por mes.

Igualmente hay otra clase de tarjetas, las tipo oro y platino: que se podría decir que son de alta gama y cuyo crédito es mayor que la anterior. Con varias modalidades de pago y para clientes destacados con uso frecuente de la tarjeta. Además, la entidad bancaria ofrece servicios adicionales.

Luego existen otro tipo de tarjetas de crédito con una operativa especial en cuanto a montos y pagos aplazados con tipos de intereses más altos.

En la actualidad hay tarjetas de crédito virtuales, con funcionamiento parecido a las anteriores pero cuyo soporte físico no es el  plástico y se utilizan para el comercio vía internet.

¿Cuáles son las ventajas y los riesgos de estas tarjetas?

Una ventaja de tener una tarjeta de crédito es, precisamente, contar con un dinero ante un gasto imprevisto.

  • Poder aplazar el pago de acuerdo a las condiciones de tu tarjeta.
  • Contar con una línea de crédito que se repone una vez se vaya reduciendo tu deuda.
  • La infinidad de comercios, que aceptan pagos con tarjetas de crédito.
  • Normalmente están protegidas por un seguro contra robos.

No obstante, éstas llevan implícito unos riesgos que debemos ser conscientes como consumidores responsables:

  • La posibilidad de terminar endeudado sin darte cuenta.
  • Los altos intereses ante el impago de una cuota.
  • Es importante saber todas las comisiones y gastos que la entidad bancaria te está cobrando, por ejemplo:
    • Comisión por traspaso entre cuenta tarjeta y tu cuenta bancaria.
    • Tipo de interés de aplazamiento de tus compras (tipo de interés nominal anual). Existen muchas diferencias entre entidades bancarias, unas son más caras que otras.
    • Comisiones por operaciones en moneda extranjera.
    • Tasas por retiro de efectivo.

Por todo lo anterior, antes de firmar el contrato que te hace acreedor de una tarjeta de crédito como consumidor, debes estudiarlo muy bien y realizar las comparaciones entre las distintas entidades financieras.

Así, se debería conocer y saber detectar las cláusulas abusivas que algunos bancos imponen en sus productos. Algunas de las éstas cláusulas bancarias que han sido declaradas abusivas por los tribunales son:

  • Las cláusulas suelo: cláusula que beneficia a la entidad bancaria y perjudica al particular que ha solicitado el préstamo. Éstas limitan la bajada de la cuota cuando baja el tipo de interés o éste es negativo.
  • Las cláusulas de vencimiento anticipado: cláusula que establece que el acreedor podrá dar por vencido anticipadamente el préstamo si el deudor no cumple con las obligaciones de pago.

En este caso, Bufet Gambús recomienda siempre leer atentamente los contratos, sobretodo su letra pequeña.

Si tiene cualquier duda, puede contar con nuestro bufete de abogados. En Bufet Gambús ofrecemos asesoría tributaria, tanto a nivel particular como societario, y financiera. No dude en ponerse en contacto, nuestro despacho de abogados es su solución para cualquier problema o consulta jurídica.

About Luzneyla