¿Qué ganas con el etiquetado nutricional en colores? (Parte II)

Bufet Gambús, su despacho de abogados en la ciudad de Barcelona,  cuenta con más de 30 años de experiencia jurídica. Nuestro bufete de abogados ofrece servicios a particulares y empresas; asesoría en los campos laboral, civil, mercantil y fiscal.

Siguiendo con la última publicación, hoy le traemos la segunda y última entrega del artículo: ¿qué ganas con el etiquetado nutricional en colores?

¿Qué ventajas tiene el nuevo sistema de etiquetado nutricional en colores?

Facilidad para visualizar al realizar la compra, porque no tenemos que leer minuciosamente uno a uno los componentes.

Unidad de criterio por cada cien gramos, y podemos comparar unidades equivalentes.

– Proporciona cinco opciones, es decir, no se limita solo a decir que es bueno o que es malo. Hay unos mejores que otros y la graduación nos facilita la elección.

¿Y qué desventajas tiene este método de etiquetado?

– Al ser un sistema nuevo, falta conocimiento y su implantación aun está en marcha. Habrá que hacer los ajustes necesarios para que se pueda lograr que el consumidor sea el verdaderamente beneficiado.

– Las grasas penalizan, sin tener en cuenta que algunas son “más” saludables que otras. Así el aceite de oliva no sale bien librado.

– Los cereales, por ejemplo, tienen mucha fibra, pero al mismo tiempo se penaliza su alto contenido en azúcar, con lo que se plantean muchas dudas. Igualmente pasa con los yogures, por su alto contenido en azúcar.

¿Cómo comer mejor y llevar una dieta más saludable?

Para conseguir una dieta saludable es necesario siempre que sea posible:

  1. Consumir frutas y verduras frescas, como mínimo 5 raciones al día.
  2. Comprar siempre alimentos frescos.
  3. Reducir el consumo de alimentos procesados, de platos precocinados, embutidos y bebidas azucaradas, y limita al máximo las bebidas dietéticas o sin azúcares, porque su consumo diario esta poco recomendado.
  4. Aumentar el consumo de agua.
  5. Reducir el consumo de alimentos que contengan grasas y sal.

Todo lo anterior acompañado siempre de ejercicio físico.

Recomendaciones a tener en cuenta al realizar la compra:

– Lee cuidadosamente el etiquetado de los productos al momento de la compra.

– No te quedes solamente con los colores. El sistema complementa tu decisión a la hora de la compra. Compara calidad y precio, pero teniendo en cuenta que es lo más saludable y tus necesidades reales.

– Procura siempre una alimentación balanceada. Diseña un menú semanal, haciendo énfasis en el tipo de alimentos y las cantidades consumidas.

– Finalmente, hay que tener cuidado y no equivocarse con otro sistema de semáforo existente. No obligatorios ni regulados por las autoridades gubernamentales, propiedad de algunas empresas de alimentación.

– Son solo tres colores: verde, rojo y amarillo. Tiene en cuenta los niveles de grasas, azúcar y sal, no tiene en cuenta la fibra ni las proteínas.

Hasta aquí llegamos con la segunda y última parte del artículo sobre el nuevo sistema de etiquetado nutricional frontal. ¡Esperamos que haya sido de su interés!

En Bufet Gambús somos su solución para problemas o consultas jurídicas. Nuestro equipo de abogados y economistas le ofrecerá el mejor asesoramiento posible, adecuado siempre a sus circunstancias personales y patrimoniales. Contáctenos y estudiaremos su caso sin ningún tipo de compromiso.

About Luzneyla