¿Cuándo y cómo recurrir una multa?

Bufet Gambús es un bufete de abogados y economistas de Barcelona que cuenta con un largo recorrido en el sector ofreciendo siempre el mejor asesoramiento legal. Nuestros abogados son expertos distinguidos en los ámbitos jurídicos, económicos y financieros. Hoy desde Bufet Gambús queremos compartir este artículo sobre cuándo y cómo se puede recurrir una multa de tráfico.

¿Cuándo se puede recurrir una multa?

Defecto de forma. Esto sucede cuando hay algún error en el nombre, los apellidos, el número de carnet o cualquier otra información del conductor. Por tanto, la Administración deberá corregirlos y volver a enviar la denuncia. Esto puede ayudar a provocar la invalidez de la multa y, por lo tanto, a recurrir con éxito.

Multa injustificada. Si se tiene la certeza de que no hay motivo por el que deberían habernos multado, se podrán presentar alegaciones. Le aconsejamos revisar bien la Ley de tráfico primero.

Argumentos con valor. Podría llegar a ahorrarse el pago de la multa solo volviendo al lugar de la infracción e inspeccionando bien la zona. Que no haya ningún árbol que dificulte la visión de una señal, una pegatina en la misma o cualquier otro obstáculo de distracción.

Información de recursos. Cada multa que la Administración notifica, debe incluir un faldón con los recursos que se pueden interponer y los plazos de los mismos. Así pues, al hacer una reclamación, nos la volverán a enviar a casa, pudiendo así exceder el tiempo para que prescriba la multa.

Prescripción de la multa. En el caso de las infracciones leves, las multas prescriben a los tres meses. Y en el caso de graves o muy graves, a los seis meses. El plazo empieza en el momento de la infracción cometida, pero si se presentan recursos, la prescripción se interrumpe. La Administración tiene un plazo de resolución de un año.

La identidad del agente denunciante no aparece. En las multas de aparcamiento, obligatoriamente debe aparecer la identidad del agente que interpone la multa. En caso contrario, se podrá recurrir.
Si la multa ha sido en zona con límite horario, por ejemplo la zona verde o azul, la denuncia suele estar realizada por un funcionario público. Así pues, se podrá recurrir la multa alegando que el controlador no goza de presunción de veracidad, y será necesario que acredite los hechos que le imputan de alguna manera.

¿Cómo recurrir una multa?

Para recurrir la multa lo primero es no pagarla, puesto que hacerlo supone reconocer la infracción. Dispone de 20 días naturales después de recibir la multa para presentar un escrito con la siguiente información:

Datos personales: nombre, DNI, teléfono y dirección postal.

Datos de la denuncia: nº de expediente de la multa, fecha de la infracción, matrícula del vehículo, marca y modelo del mismo.

Pruebas: un informe de ratificación del agente, una fotografía del lugar o alegaciones realizadas por expertos; son algunas de las pruebas que nos ayudarán a reafirmar nuestro recurso.

Si necesita más información sobre recursos contra multas y/o el seguimiento de las posibles lesiones derivadas, no dude en ponerse en contacto con nosotros. En Bufet Gambús, su despacho de abogados y economistas de Barcelona, estaremos encantados de asesorarle.

About Luzneyla