Cotizar en la seguridad social siendo socio

Bufet Gambús es un bufete de abogados y economistas de Barcelona especialistas en áreas laborales, fiscales, civiles y mercantiles, además de ser experimentados profesionales en el ámbito económico. Por ello, queremos dar toda la información que puede ser de utilidad para nuestros clientes de Barcelona. Una de las dudas que suelen surgir cuando eres socio de una empresa es la de cómo cotizar en la Seguridad social.

Si eres socio de la empresa y tienes algún tipo de control efectivo sobre ésta, tienes que cotizar en RETA, el régimen de autónomos, y por lo tanto, asumiendo así el coste del seguro. ¿Pero qué es el RETA? ¿En qué casos tienes un control efectivo sobre tu empresa?

-En el caso que se tenga al menos la mitad del capital del negocio. Si esto sucede se debe sumar la participación del cónyuge o las personas que conviven con este socio, en la situación que trabajen o formen parte de la empresa.

-Todas aquellas personas que tengan una tercera parte del capital social o participación de la empresa. En este caso no se suma la participación de terceras personas.

-Si la persona en cuestión tiene responsabilidades de dirección y además la cuarta parte de la participación.

Por lo tanto, a pesar de tener funciones de directivo del negocio, si trabajas en tu propia empresa y tienes 20% de la participación serás considerado como un autónomo.

Quienes no tienen el control efectivo de la sociedad tendrá un proceso general para cotizar a la Seguridad Social. La empresa debe costear aproximadamente un 23,60 % del salario. Por lo tanto, en este caso cotizas como un trabajador más.

En el caso que seas autónomo, tienes la obligación de cotizar según el régimen de autónomos. Ésto es el 29,90 % de 919,80 Euros. Lo que supone, 275 euros mensuales de cuota de autónomos.

Como para el resto de trabajadores, la empresa tiene la obligación de retener tu IRPF, que será ingresado a Hacienda. El porcentaje de retención dependerá de la cuantía de salario y circunstancias familiares y personales de la persona. En algunos casos se aplican unos porcentajes fijos.

Como socio debes integrar el salario bruto que recibas de tu sociedad en la parte general de la declaración del IRPF. De esta manera, se podrán aplicar diferentes reducciones y procedimientos para este tipo de rendimientos.

Estos son ejemplos de beneficios que puede aportar declarar el salario de socio:

-La ley de IRPF permite descontar una cantidad fija que oscila entre los 2.652 y 4.080 euros, todo dependiendo de la cantidad del ingreso salarial. En este caso, no se permite deducir ningún otro gasto que haya habido como sería transporte, dietas, etc.

-Se podrá reducir el 40% de aquellos rendimientos que se hayan generado en los dos últimos dos años o que no se obtengan de una manera recurrente.

-Otro gasto que se considera deductible son las cuotas pagadas a sindicatos y a colegios. También se deben incluir los gastos de defensa jurídica a causa de litigios con la empresa pagadora.

-El integrar tu salario permite deducir las cotizaciones a la Seguridad Social que estén a tu cargo.

Como socio hay muchas responsabilidades y obligaciones, en algunos casos puede ser confuso y engorroso. Si necesitas asesoramiento y consejo puedes contactar con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites.

 

About Luzneyla